Cabañas La Casa de Campo

"El privilegio de lo exclusivo"

La Casa de Campo, casa de todos, de todos los que venimos, de todos los que nos vamos, nos vamos a medias, casi no nos vamos y nos quedamos aquí en el campo, en este campo con su Casa, con rayos de sol y perros amigables, con sierras de pinos y eucaliptos, con casuarinas, con canturreo de calandrias, con todo los necesario para querer quedarse, o por no quedarse querer volver, y aquí de nuevo regalarse la dulce sonrisa de Celia y la sincera y chispeante mirada de Jorge.

Gracias y hasta pronto.
Luis, Andrea, Lilén y Niara
(Huéspedes)